Caminar

Un zorro quiso enseñarme a cavar madrigueras, se gastaron mis uñas y mis dedos se rasparon. Un colibrí quiso enseñarme a volar, pero mis brazos no están hechos para atrapar el viento. Un águila quiso agudizar mi mirada, desarrollé hipermetropía. Un pez quiso enseñarme a nadar y aunque sí podía, sus aguas frías no son mi ambiente natural. Entonces ¡vaya ironía! una serpiente quiso enseñarme a caminar, pero ¿cómo? dije yo, ¡tú solo sabes reptar! y respondió: ¿Acaso tienes garras? ¿Alas? ¿Los ojos del águila? ¿Acaso tienes escamas en el vientre para arrastrarte como yo? ¿Qué más podría enseñarte si no a caminar, como es tu naturaleza? Anda, pon un pie delante del otro que tu don es andar; y ya que mi morada es la superficie de este suelo, puedo decirte dónde no debes pisar.

caminardescalzo

© 2018 DixieDay

Imagen obtenida de internet

Anuncios

2 comentarios en “Caminar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s