Bien y mal

 © Imagen obtenida de internet

Bien y Mal

¿Cómo sabes cuál es la decisión correcta?

Y ¿cuál es necesario descartar?

.

¿Qué haces?

Cuando ninguna de las opciones parece estar bien

Porque el único posible resultado

Son vidas lastimadas.

.

Porque cometiste errores

Y olvidaste pensar en las consecuencias

Y ahora las consecuencias te golpean de frente

Y no existe plan de contingencia

Solo puedes intentar crear uno de amortiguamiento.

.

Bien y mal

Dos conceptos que todos conocemos,

Que todos sabemos diferenciar

Pero que en ocasiones olvidamos

Como hacernos obedecer ante lo que sabemos está bien.

.

Nos descuidamos,

Tropezamos, caemos, nos deslizamos

Llegando a un precipicio

Sin posibilidades de rescate

Ante la caída que hay delante de ti.

.

Y estás atrapado en un dilema

En el que cada segundo te deja un trago amargo, cada minuto te aterroriza y cada hora parece una eternidad.

.

Pero sigues tratando de tomar la decisión correcta,

Pues sin importa donde busques,

Cada una de tus opciones incluye pérdida.

.

Y sin importar lo que elijas,

El salto es inevitable,

La caída es Inevitable

.

Pero tranquilo

Cierra tus ojos, inhala por la nariz, exhala por la boca

Solo respira y escucha,

Respira y escucha

Escucha tus latidos,

Escucha mis latidos

Escucha los latidos de el mundo que te rodea

Y da ese paso al vacío de la mano conmigo,

Porque aunque duela el golpe

¡Todo va a estar bien!

Nota: no he estado publicando porque la inspiración simplemente no llega a mi ni la logro encontrar, no es lo mejor que he escrito pero es lo que estaba en mi en ese momento, espero les guste.

Anuncios

Un comentario en “Bien y mal”

  1. Es una buena reflexión lo que has escrito.
    Hay ocasiones en que definitivamente se nos nubla el pensamiento y la razón y no logramos diferenciar lo bueno de lo malo.
    Pero tenemos algo en nosotros mismos que se llama conciencia. Ella nos señala el camino a seguir.
    Resulta que esa conciencia debemos entrenarla.
    Si no lo hacemos entonces lo malo empieza a parecer bueno y ahí es donde erramos.
    Pues comenzamos a hacer caso omiso de las advertencias que nos emite nuestra conciencia.

    Hay mucho que decir sobre este tema.
    Y me agrada poder leerte de nuevo.

    La inspiración llegará no desesperes.
    Ella llega cuando quiere y se va cuando quiere. Así es mi niña. A todos nos sucede de vez en cuando.

    Un abrazo y mis saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s