Sólo una

¿Cuál tomo? 

Pues no dejo de ver

Los cientos de estrellas fugaces que pasan

No las dejo de ver.
Cada una llamándome 

Cómo canto de sirena pidiéndome 

Que la elija de una vez

Pero mi titubeo no cesa.
Y siguen cayendo todas a la vez 

Pero sin coincidir en dirección;

Siempre con diferente brillo

Nunca con el mismo color.
Simplemente no se,

Pero al decidir con sabiduría lo he de hacer;

Pues a quien escoja

Me revelará las estrellas que mañana veré. 

Anuncios

Nuestras estrellas

watching stars

No hay una estrella a la que pedirle deseos
pero sé muy bien que hay estrellas que uno desea,
a las que se canta con la esperanza de que escuchen nuestra voz
y brillen más,
que se conviertan en sol.

Hay estrellas que uno desea
sujetas en un cielo lejano
que se pueden ver solo de vez en cuando
y en ciertos especiales momentos,
estrellas que poseen el mismo cielo por dentro,
se puede ver… cuando miras en sus ojos.

 

Buen día a todos 🙂 al fin estoy aqui (no sé si notaron que no hemos estado) pero aprovecho para saludarlos con este poema, espero que les guste.

 

(Imagen tomada de internet)

Una Vida

Aprendí un juego,

Hace años aprendí un juego;

En el que tus piezas

Son personas y no legos.
Empieza con un reto

Que tenga un alto nivel de dificultad

Y tú haces tu estrategia

Pensando en las debilidades de tu pieza.
Te colocas una armadura

Construida con hielo y hierro,

Una armadura de peso

A la que estás acostumbrad@.
Tu trofeo es un corazón

Inocente y esperanzador,

Que ciegamente

Ha confiado en vos.
Durante el juego te diviertes,

Es una buena distracción;

Pero cuando el aburrimiento viene

Ya el juego terminó.
Y tú pierdes un poco de ti

Por hacer crecer un poco la armadura;

Pero tu pieza,

Es ella quien sufre más.
Han pasado años

Desde que mi juego cesó,

Nunca fui una pieza

Siempre fui quien jugó.
Pero las secuelas siguen:

Personas que ya no están,

Lágrimas que no pude evitar

Y una armadura que tarda años en derretirse por completo.
No juegues te pido a ti,

Porque aunque seas un gran jugador

En ésta vida llena de cambios

Grandes ganadores pierden a diario.